El Beneficio Social de la Indeminización por tiempo de servicios
Imprimir
CIL-ENERO-2010 Son diversas las disposiciones legales que regulan el tratamiento de la indemnización por tiempo de servicios en materia laboral. En el presente artículo mencionaremos e interpretaremos las disposiciones más importantes que regulan la indemnización por tiempo de servicios, destacando que el actual gobierno realizó las últimas modificaciones

 sobre el tema mediante el Decreto Supremo (D.S.) No. 110 de 01 de mayo del año en curso y la Resolución Ministerial (R.M) No. 447 de 07 de julio, también de este año.

 

La indemnización por tiempo de servicios es la compensación al desgaste psíquico y físico que genera la actividad laboral, así la define el artículo (art.) 2 del D.S. No. 110. Este beneficio social se paga en el equivalente a un sueldo por año o en su caso de manera proporcional a los meses trabajados cuando no se alcanzó el año, es decir por duodécimas. Es un beneficio social que se paga exento de cualquier impuesto, conforme lo establece la Ley No. 843 de 20 de mayo de 1986. El art. 19 de la Ley General del Trabajo (L.G.T) determina que el cálculo de la indemnización se hará tomando en cuenta el término medio de los sueldos o salarios de los tres últimos meses.

 

El D.S. No. 110 modificó el D.S. No. 11478 de 16 de mayo de1974, esta segunda disposición es la que reguló los quinquenios, entendiéndose por quinquenios los periodos de cinco años continuos de relación laboral durante los cuales el trabajador consolida el beneficio de la indemnización, convirtiéndolos en inafectables aún cuando el trabajador incurriera en las causales que justifican su despido establecidas en los arts. 16 de la L.G.T y 9 de su Decreto Reglamentario (perjuicio material causado con intención en los instrumentos de trabajo; revelación de secretos industriales; omisiones o imprudencias que afecten a la seguridad o higiene industrial; incumplimiento total o parcial del convenio; robo o hurto por el trabajador; abuso de confianza, robo o hurto por el trabajador; vías de hecho, injurias o conducta inmoral en el trabajo; abandono en masa del trabajo, siempre que los trabajadores no obedecieran a la intimación de la autoridad competente).

 

Si el trabajador incurriera en una de las causales que producen su despido justificado, perderá la indemnización sobre el quinquenio vigente sin afectar los quinquenios que con anterioridad se hubieran consolidados. A su vez, si el trabajador es despedido intempestiva o forzosamente, es decir por mera voluntad del empleador sin que exista causal justificada para su despido, recibe la indemnización cuando su trabajo sobrepasa los tres primeros meses, criterios que aún perduran y se ratifican con la promulgación del D.S. No. 110.

 

El art. 1 del D.S. No. 11478 establecía que si el trabajador tuviera cinco o más años continuos de servicios cumplidos, recibirá la indicada indemnización aunque se retire voluntariamente. De acuerdo a esta norma, el trabajador retirándose voluntariamente de su fuente laboral, debía cumplir cinco o más años de servicios para acceder al beneficio social de la indemnización y si su retiro voluntario se producía con anterioridad a los cinco años perdía este beneficio.

 

El D.S. No. 110 ha modificado lo expuesto en el anterior párrafo, garantizando la indemnización por tiempo de servicios cuando el trabajador haya cumplido más de 90 días de trabajo continuo sin  importar que éste se retire voluntariamente o sea despedido de manera forzosa o intempestiva. La R.M. 447 establece que el empleador deberá cancelar la indemnización por el tiempo de servicios, junto con los otros beneficios sociales y derechos laborales que correspondan en el plazo de quince días calendario a partir de la conclusión de la relación laboral. En caso que el empleador incumpla la obligación de pagar la indemnización en el plazo mencionado, pagará el monto establecido, incluyendo los derechos laborales que correspondan, debidamente actualizado en base a la variación de la Unidad de Fomento a la Vivienda – UFVs, más la multa del treinta por ciento (30 %) del monto total a cancelar en beneficio de la trabajadora o del trabajador.

 

La R.M 447, en su parte final, recalca que el retiro intempestivo o forzoso está regulado por el D.S No. 28699 de 1 de mayo de 2006 y la R.M. No. 551 de 6 de diciembre de 2006, disposiciones que establecen que el trabajador será quien decida si se acoge o acepta su retiro forzoso, cobrando sus beneficios sociales u opte por requerir su inmediata reincorporación a través de un procedimiento que se inicia ante el Ministerio de Trabajo, solicitando su restitución a su puesto laboral. Las repercusiones sobre el contenido de las nuevas disposiciones laborales han salido a flote a través de los medios de comunicación, donde los afectados (la empresa privada y empleadores) han manifestado su preocupación por la implementación de normas que en lugar de proteger e incentivar nuevas contrataciones en el ámbito laboral, tiende a reducir este mercado por la rigidez de estas disposiciones sociales. También existen críticas por las contradicciones e impresiones de la normativa, a continuación citamos una de ellas: el caso de la regulación del despido forzoso e intempestivo en los nuevos decretos, cuando en el texto constitucional en vigencia el despido forzoso está prohibido.

 

Dr. Juan Pablo Zegada

 
 

Inicio | Antecedentes | Areas de práctica | Nuestros Profesionales | Oficinas | Publicaciones | Contacto
Todos los derechos reservados Moreno Baldivieso © 2009, Bolivia
Diseño y desarrollo web BzDesigners.com