La Asociación Accidental en los Procesos de Contratación de Obras Públicas en Bolivia
Imprimir
CIL-ABRIL-2010 Es de suma importancia detenerse en la en las nuevas características que han adoptado hoy en día las asociaciones accidentales o de cuentas en participación en Bolivia, específicamente aquellas asociaciones accidentales que son conformadas para participar en un proceso de contratación de obras públicas con el Estado (licitaciones o contrataciones públicas para contratación de bienes, obras o servicios)

; pues si bien estas nuevas características adoptadas, no devienen de una voluntad propia de los miembros de la asociaciones accidental, sino más de exigencias normativas que la entidad estatal contratante ha impuesto; con ellas se estaría llegando prácticamente a mutar la esencia propia de las asociaciones accidentales, confiriéndoles a las mismas alcances propios de otras figuras contractuales que se asemejan más a contratos de colaboración empresarial o uniones de sociedades de carácter temporal.

 

La Asociación accidental en la normativa vigente.-

Brevemente podemos señalar que, el Código de Comercio boliviano, regula en sus arts. 365 al 371, la conformación de las sociedades comerciales o de cuentas en participación, como un contrato asociativo de dos o más personas o empresas (ya sean personas jurídicas o naturales) que toman interés en uno o más empréstitos determinados y transitorios, a cumplirse mediante aportaciones comunes, mediante la gestión de uno o más o todos sus miembros, ello según se convenga en el contrato.

 

Ésta fórmula legal deja traslucir claramente que se trata de una forma asociativa de empresarios (individuales o sociales), que procura el concurso de la actividad mercantil o desarrollo de un negocio o empresa, quedando todo ello a resultas del éxito o fracaso del mismo. principales de éste tipo de asociaciones que se asemejan más a un contrato que a un tipo societario por sí mismo, se enmarcan principalmente en que las asociaciones accidentales:

 

(i) no tienen personería jurídica propia, (ii) carecen de denominación social (iii) no están sometidas a los requisitos que regulan la constitución de las sociedades comerciales, y (iv) ni requiere de inscripción en el Registro de Comercio, vale decir carecen de formalidades (arts. 28, 128, 132 y 366 del Código de Comercio).

 

La Asociación accidental y los contratos administrativos de obras y servicios con el Estado.-

El incremento gradual de los últimos diez años en los ingresos del Estado por concepto de regalías y participaciones estatales en la actividad hidrocarburífera, ha conllevado a un inusitado auge en la construcción de obras públicas en Bolivia (además de los servicios de consultorías claro ésta), en la que el contratante principal es el Estado versus el contratista que básicamente son empresas constructoras organizadas en sociedades comerciales o simplemente empresas unipersonales; empresas que participan en procesos de licitación y contratación estatal, ante las innumerables necesidades  de obras mayores y menores, de envergadura o de excepción, que el Estado, a través de sus diferentes reparticiones, requiere contratar.

 

Unas veces las empresas constructoras participan y/o ejecutan las obras de manera aislada, y otras, tienen la necesidad de acudir conjuntamente con otras empresas creando contratos de colaboración, los que bajo la normativa boliviana vigente se traducen en contratos de asociación accidental con características propias, distintas a las que regula el código de comercio.

 

Precisamente, desde la vigencia de la ley 1178 (20 de julio de 1990) el Estado a través de la promulgación de las distintas Normas de Administración de Bienes y Servicios , ha previsto la participación de las asociaciones accidentales en los procesos de contratación estatal, exigiendo a ellas que en su conformación se cumplan ciertos requisitos formales que el propio Código de Comercio no ha prescrito.

 

Por ejemplo el D.S. 181 al contemplar el modelo de “Documento Base de Contratación” para la contratación de obras, exige a las asociaciones accidentales el cumplimiento de varias formalidades previas, como las de: (i) constituirse mediante escritura pública debidamente notariada; (ii) incluir en dicho documento de constitución un nombre o razón social, porcentaje de participación de los asociados, y por ende incluir a todas los asociados que participarán en las operaciones que se ejecutará (lo que conlleva a que éstos deban responder ante terceros de manera solidaria e ilimitadamente por las obligaciones contraídas); (iii) designar un representante legal de la asociación accidental; (iv) señalar un domicilio legal de la asociación, (v) presentación de garantías emitidas por la propia asociación accidental, etc.

 

Si bien es cierto que el Estado a través de sus distintas reparticiones estatales, y a través de sus representantes legales, tiene la obligación de velar por el interés público, no es menos cierto que todo contrato administrativo , debe obligar y otorgar derechos a las “partes contratantes”, las cuales precisamente deben ser sujetos de derechos y obligaciones de una manera clara e inequívoca. Las asociaciones accidentales o de cuentas en participación entendidas desde el punto de vista de los contratos administrativos de obras, bienes y servicios, se asemejan más a contratos de colaboración empresarial de carácter temporal que asociaciones cidentales en sí mismo, figura ésta última que ahora no coincide con la realidad negocial. “El fracaso de ésta forma (de la asociación accidental) se advirtió cuando no pudo receptar la conocida forma del joint venture o de consorcio, conduciendo a la incorporación, en la reforma de 1983 (argentina), de figuras más aptas para responder a la realidad negocial, como las agrupaciones de colaboración y las uniones transitorias de empresas” ((Mascheroni –Muguillo “Manual de sociedades civiles y comerciales” pág. 225).

 

Camilo Moreno Oroza
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
 

Inicio | Antecedentes | Areas de práctica | Nuestros Profesionales | Oficinas | Publicaciones | Contacto
Todos los derechos reservados Moreno Baldivieso © 2009, Bolivia
Diseño y desarrollo web BzDesigners.com