Reformas al Código Civil
Imprimir
CIL-Septiembre-2009 El heroico Código Civil de 1831 que estuvo vigente hasta el 1ro de abril de 1976, con sus luces y sombras, tuvo la característica de ser un instrumento jurídico que contribuyó desde los inicios de la República a moldear y luego consolidar importantes instituciones jurídicas del Derecho Civil.

Las modificaciones introducidas a ese cuerpo legal que fundamentalmente se dieron por la Convención Nacional de 1880, involucraron en una primera etapa una adecuación a la realidad jurídica boliviana luego de su adaptación del Código fuente que como sabemos fue el Código Civil Francés de 1804, más conocido como Código Napoleón.

 

Ciertamente entre los civilistas, no solamente de hoy sino del pasado, existió y existe una preocupación de encontrar o darle a nuestro Código Civil el contenido propio de un Derecho Civil auténticamente boliviano, pero, desde mi punto de vista, esto se ha cumplido sólo de manera parcial. En efecto, no obstante los buenos esfuerzos que se hicieron para modificar el Código Civil a través de distintos proyectos, unos muy bien fundados y otros con avances futuristas (caso Ángel Ossorio y Gallardo), éstos no tuvieron la acogida necesaria para que podamos contar con un nuevo Código Civil, por diversas razones que obedecen principalmente a la voluntad política. A esto se suma aquella escisión no justificada plenamente, desde mi particular punto de vista, de toda la materia mutilada del Derecho de Familia a un cuerpo separado.

 

Con la promulgación del Código de Familia, y, a partir de 1976, con la vigencia del actual Código Civil, basado en el Código Civil Italiano de 1942, también nos modernizamos pero ocurre un cambio de fuente fundamental en la orientación del pensamiento jurídico civilista en Bolivia, es decir, de la formación civilista dominantemente francesa nos trasladamos a una escuela italiana, poco difundida y a penas analizada en las universidades y academias de Derecho.

 

El tema era que para el sesquicentenario de la República debíamos contar con nuevos instrumentos jurídicos fundamentales, para lo cual a partir de 1962, se vino dando la conformación de comisiones permanentes de codificación y que culminaron sus trabajo con el cuerpo jurídico del Código Civil vigente en la actualidad.

 

Seguidamente se conformó una comisión del entonces Ministerio de Justicia por la cual se trabajo en una reforma al Código Civil en anteproyecto, pero siempre basando todo en el Código fuente actual, sin entrar en una suerte de cambios de fondo o por lo menos haber mocionado la reunificación del Código Civil con la incorporación del Derecho de Familia..

 

En la actualidad, urge entrar en una reforma profunda, moderna y sistemática, que pudiese abarcar inclusive lo que en otros países se encuentra avanzando con la unificación de institutos del Código Civil y del Código de Comercio, para evitar dicotomías, incongruencias y repeticiones que hacen más lento y retrasan el desarrollo del Derecho Privado. Ojalá para un futuro nos veamos en esa perspectiva, para lo cual estaremos dedicando nuestros mejores esfuerzos.

 

Dr. Ramiro Moreno Baldivieso

Director Principal

 
 

Inicio | Antecedentes | Areas de práctica | Nuestros Profesionales | Oficinas | Publicaciones | Contacto
Todos los derechos reservados Moreno Baldivieso © 2009, Bolivia
Diseño y desarrollo web BzDesigners.com