Las Nuevas Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios
Imprimir

CIL-Septiembre-2009 El 28 de junio del presente año, el Órgano Ejecutivo del Estado Boliviano, aprobó el Decreto Supremo No. 0181, por cuya virtud se establecen las Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios (NB-SABS) que rigen la actividad de contratación general de las entidades públicas.

Sin embargo, la validez en el tiempo de este Decreto no fue inmediata, debido a que se introdujo una vacatio legis desde su publicación hasta el 15 de julio de 2009, la misma que fue de aplicación a todo el sector público, excepto a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, que debía seguir los lineamientos de estas normas a partir de la fecha de su publicación.

 

Anteriormente, las NB-SABS se encontraban contenidas en el Decreto Supremo No. 29190 de 11 de julio de 2007, el cual comprendía 199 artículos, a diferencia del Decreto Supremo No. 0181 en actual vigencia, que es más amplio y está conformado por un total de 236 artículos.

 

El Sistema de Administración de Bienes y Servicios está compuesto a su vez por tres subsistemas: Subsistema de Contratación de Bienes y Servicios; Subsistema de Manejo de Bienes; y, Subsistema de Disposición de Bienes. Siendo los objetivos de las NB-SABS los expresados en el artículo 2 del Decreto materia del presente análisis: establecer los principios, normas y condiciones que regulan los procesos de administración de bienes y servicios y las obligaciones y derechos que derivan de éstos, en el marco de la Constitución Política del Estado y la Ley No. 1178; así como establecer los elementos esenciales de organización, uncionamiento y de control interno, relativos a la administración de bienes y servicios.

 

La particular importancia de esta disposición normativa radica en el impacto que tiene sobre la gestión de los bienes y recursos patrimoniales del Estado, y la manera cómo éstos son administrados y erogados. Y, porque además, las entidades y funcionarios que integran el poder público no pueden actuar de manera discrecional o arbitraria, sino que, por el contrario, en la formación de sus relaciones contractuales, deben seguir necesariamente los procedimientos y formalidades previstos por las NB-SABS.

 

Asimismo, y toda vez que las NB-SABS afectan directamente a empresas agrupadas en gremios del sector de la construcción, las diferentes Cámaras de dicho rubro en nuestro país, no han hecho esperar sus reparos y observaciones, que en el fondo, son observaciones al modelo económico que se viene tratando de implementar, y que está marcado por una fuerte presencia y participación directa del Estado y sus empresas en los distintos ámbitos y niveles de nuestra economía.

 

Por parte de sus autores, se ha encomiado a las recientemente aprobadas NB-SABS, porque éstas permitirían mayor agilidad en los procesos de contratación públicos; para lo cual, el artículo 13 del Decreto No. 0181, al igual que su precedente (DS 29190), establece las siguientes modalidades y cuantías:

Modalidad                                                           Cuantía

Contratación menor                                            De Bs. 1.- a Bs. 20.000.-

Apoyo Nacional a la Produccióny Empleo             De Bs. 20.001.- a Bs. 1.000.000.-

Licitación Pública                                                 De Bs. 1.000.001.- adelante.

Contratación por Excepción                                 Sin límite de monto

Contratación por Emergencia                               Sin límite de monto

Contratación Directa de Bienes y Servicios           Sin límite de monto

 

En cuanto a la Contratación por Excepción, el Decreto Supremo No. 0181 contiene una importante modificación en relación al Decreto Supremo No. 29190, toda vez que el primero de los nombrados, en su artículo 65 incisos p) y q), señala que la modalidad por excepción es de aplicación cuando una convocatoria internacional, hubiese sido declarada desierta por segunda vez; o cuando una convocatoria nacional, hubiese sido declarada desierta por tercera vez.

 

Seguramente los efectos, ventajas o inconvenientes de las NBSABS puestas en vigencia por el Decreto Supremo No. 0181, se dejarán ver con mayor nitidez con el transcurso de los siguientes meses; mientras tanto, cabe que los sujetos privados, como así también los servidores públicos, se familiaricen con la nueva normativa, evitando cualquier posible perjuicio, propio o a terceros, por el desconocimiento de los aspectos novedosos que nos presenta el multicitado Decreto Supremo No. 0181, entre los cuales, y a manera de ejemplo, citamos la incorporación de las notificaciones mediante correo electrónico, en consonancia con los avances tecnológicos de la ciencia informática que tienen impactos en el ejercicio del derecho.

 

Las NB-SABS se constituyen en un pilar fundamental de la gestión de los recursos del Estado, y las mismas deben estar orientadas a permitir cierta agilidad en el manejo de la cosa pública; sin embargo, al mismo tiempo, éstas deben cuidar que los procedimientos y modalidades establecidas, no sirvan a manera de mecanismo para fomentar las tan usuales y difundidas prácticas ilegales que se suelen suscitar con mayor vulnerabilidad en las entidades que conforman la administración pública, con los graves e irreparables daños que apareja el fenómeno generalizado de la corrupción en el conjunto de la sociedad, y principalmente en la economía nacional.

 

René Claure Veizaga

 
 

Inicio | Antecedentes | Areas de práctica | Nuestros Profesionales | Oficinas | Publicaciones | Contacto
Todos los derechos reservados Moreno Baldivieso © 2009, Bolivia
Diseño y desarrollo web BzDesigners.com